Transmisión de masas en el vehículo

  • Transmisión de masas en aceleración

 

Cuando un vehículo acelera, se produce un aligeramiento de las ruedas delanteras y un incremento de la carga sobre las traseras, beneficiándose el tren trasero de una mejor adherencia. ¿ Por qué se produce esto?

Si arrastras tu zapato por el suelo hacia delante y hacia atrás, entre ambos se produce un rozamiento, un índice de adherencia. Si oprimes el zapato contra el suelo con más fuerza o si cargas el peso, la adherencia aumenta, más cuanto más peso cargues.

De esta circunstancia deriva la superioridad de la propulsión trasera sobre la tracción delantera cuando se trata de transmitir potencias importantes, puesto que cuanto más acelera, más peso se carga sobre las ruedas posteriores y más correctamente se transmite la potencia, por supuesto, hasta cierto límite.

 

 

  • Transmisión de masas en frenadas

Durante la frenada, la transmisión de masas se efectúa sobre las ruedas delanteras, beneficiándose éstas de una mejor adherencia que las traseras.

Es por este motivo que se suele dotar con frenos de mayores dimensiones a las ruedas delanteras que a las traseras. Esto se explica porque, en el caso de una frenada brusca, las ruedas traseras tienden a bloquearse antes, al quedar descargadas de peso. Si la distribución de la frenada estuviese equilibrada entre el tren trasero y el delantero (al 50%), las ruedas delanteras no frenarían nunca lo suficiente, mientras que las traseras (aligeradas) experimentarían bloqueos constantes.

 

Anuncios