Como diseñar un programa para la enseñanza de la conducción. Parte 3: los contenidos y habilidades.

Contenidos

Contenidos

Para terminar con el título “Como diseñar un programa para la enseñanza de la conducción” me voy a detener en los últimos niveles de concreción que no son otros que los contenidos y las habilidades.

Ya comentamos en la primera parte que los contenidos están constituidos por todos los conocimientos que queremos enseñar y transmitir a los alumnos para que los asimilen y aprendan. Se podrían definir como “el conjunto organizado de conocimientos que se consideran necesarios para el desarrollo de las capacidades de un alumno”.

Centrándome en la formación de futuros conductores, estos contenidos se pueden estructurar en tres grupos:

  1. Conocimientos: se incluyen los referidos a comportamientos en caso de accidente, de orden reglamentario y técnico, conocimientos mecánicos, etc.
  2. Las habilidades perceptivo-motoras: previsión, decisión, percepción y actuación sobre el vehículo.
  3. Actitudes hacia una conducción segura y eficiente.

En España, los contenidos mínimos exigidos, se encuentran expuestos en el Reglamento General de Conductores. En los apartados del Anexo V se encuentran establecidos tanto los conocimientos (pruebas de control de conocimientos común de específicos), como las aptitudes o habilidades (preparación para una conducción segura en función de la clase de permiso) y los comportamientos (operaciones y maniobras que deben realizarse con toda seguridad y con las precauciones necesarias, es decir, la combinación conocimientos +habilidades +actitudes).

 

CONOCIMIENTOS MINIMOS QUE DEBE APRENDER UN FUTURO CONDUCTOR

Están especificados en el Anexo V apartado B (pruebas a realizar según la clase de permiso o licencia de circulación solicitados) punto 1 (prueba de control de conocimientos común).

  • Las disposiciones legales y reglamentarias en materia de tráfico, circulación de vehículos de motor y seguridad vial, especialmente las que se refieren a la señalización, reglas de prioridad y limitaciones de velocidad.
  • La vigilancia y las actitudes con respecto a los demás usuarios: su importancia. Necesidad de una colaboración entre los usuarios: no molestar, no sorprender, advertir, comprender, prever los movimientos de los demás.
  • Las funciones de percepción, de evaluación y de toma de decisiones, principalmente el tiempo de reacción y las modificaciones de los comportamientos del conductor vinculados a los efectos del alcohol, drogas, medicamentos, enfermedades, estados emocionales, fatiga, sueño y otros factores.
  • Los principios relativos al respeto de las distancias de seguridad entre vehículos, a la distancia de frenado y a la estabilidad del vehículo en la vía teniendo en cuenta las diferentes condiciones meteorológicas o ambientales, las características de los distintos tipos y tramos de vía y el estado de la calzada.
  • Los riesgos de la conducción vinculados a los diferentes estados de la calzada y especialmente sus variaciones según las condiciones atmosféricas, la hora del día o de la noche. La conducción segura en túneles.
  • La vía: clases y partes de la vía. Sus características y disposiciones legales referidas a ella.
  • Los riesgos específicos relacionados con la inexperiencia de otros usuarios de la vía y con los usuarios más vulnerables, como por ejemplo los peatones (especialmente los niños, las personas de edad avanzada o discapacitadas, las personas ciegas o sordas), los ciclistas, los conductores de ciclomotores, de motocicletas, de vehículos para personas de movilidad reducida y otros.
  • Los riesgos inherentes a la circulación y a la conducción de los diversos tipos de vehículos y a las diferentes condiciones de visibilidad de sus conductores.
  • Normativa relativa a los documentos administrativos necesarios para circular conduciendo un vehículo de motor: documentos relativos al conductor, al vehículo y, en su caso, a la carga transportada.
  • Normas generales sobre el comportamiento que debe adoptar el conductor en caso de accidente (señalizar, alertar) y medidas y primeros auxilios que puede adoptar, si procede, para socorrer a las víctimas de accidentes de circulación.
  • Factores y cuestiones de seguridad relativos a la carga del vehículo y a las personas transportadas. Precauciones necesarias al abandonar el vehículo.
  • Los elementos mecánicos relacionados con la seguridad de la conducción y, en particular, poder detectar los defectos más corrientes que puedan afectar a los sistemas de dirección, suspensión, ruedas, frenos y neumáticos, alumbrado y señalización óptica (luces, indicadores de dirección, catadióptricos) y escape, a los retrovisores, lavaparabrisas y limpiaparabrisas, y a los cinturones de seguridad y las señales acústicas.
  • Los equipos de seguridad de los vehículos, especialmente la utilización de los cinturones de seguridad, reposacabezas y equipos de seguridad destinados a los niños.
  • La utilización del vehículo en relación con el medio ambiente: uso adecuado de las señales acústicas, conducción económica y ahorro de combustible, limitación de emisiones contaminantes y otras medidas a tener en cuenta por el conductor para evitar la contaminación ambiental.

 

ACTITUDES Y HABILIDADES QUE DEBE DESARROLLAR TODO ASPIRANTE

Actitudes y habilidades

Actitudes y habilidades

 

  1. Regular el asiento para conseguir una posición sentada correcta.
  2. Ajustar los retrovisores, el cinturón de seguridad y los reposacabezas.
  3. Controlar el cierre de las puertas.
  4. Efectuar verificaciones de forma aleatoria del estado de los neumáticos, del sistema de dirección, de los frenos, de líquidos (por ejemplo, aceite del motor, líquido refrigerante, líquido del lavaparabrisas), de los faros, de los catadióptricos, de los indicadores de dirección y de la señal acústica.

Entre otros aspectos, el examinador analizará en el aspirante:

  •  El control del vehículo, teniendo en cuenta: la correcta utilización de los cinturones de seguridad, los retrovisores, los reposacabezas, el asiento; el manejo correcto de las luces y demás equipos; el manejo correcto del embrague, la caja de cambios, el acelerador, los sistemas de frenado, la dirección; el control del vehículo en diferentes circunstancias, a distintas velocidades; la estabilidad en carretera; la masa, las dimensiones y características del vehículo; la masa y tipo de carga, sin aceleraciones bruscas, suavidad en la conducción o ausencia de frenazos.
  • Conducción económica y no perjudicial para el medio ambiente, teniendo en cuenta las revoluciones por minuto, el cambio de marchas, la utilización de frenos y acelerador.

 

CONOCIMIENTOS + APTITUDES + ACTITUDES 

tuteorica

  • Observar, incluso con ayuda de los espejos retrovisores, el perfil de la vía, la señalización, los movimientos de los demás, los riesgos presentes o imprevisibles.
  • Utilizar adecuadamente los mandos del vehículo: embrague, freno de pie, acelerador, freno de mano, volante, luces, limpiaparabrisas, señales acústicas, palanca de cambio, etc.
  • Comunicarse con los demás usuarios de la vía utilizando adecuadamente los medios autorizados para ello.
  • Reaccionar adecuada y eficazmente en caso de peligro ante las situaciones reales de riesgo.
  • Cumplir las disposiciones en materia de normas y señales reguladoras de la circulación, órdenes de los agentes y personas autorizadas para regular la circulación.
  • Respetar a los peatones y demás usuarios de la vía.

 

Imagen22

Recursos didácticos gratuitos sobre educación vial

Anuncios