Como diseñar un programa para la enseñanza de la conducción. Parte 2: los objetivos

Ya comentamos anteriormente que uno de los elementos fundamentales de un buen programa educativo son los objetivos, es decir, aquello que se pretende lograr al final de todo el proceso.

¿Y porqué resulta tan importante definir y desarrollar bien los objetivos del programa?. La respuesta obtenemos cuando consideramos las funciones que cumplen estos objetivos dentro del proceso educativo:

  • Los objetivos sirven de guía y de punto de partida para el Profesor. A partir de ellos se formularán los siguientes elementos del programa como son los contenidos, el material necesario, la metodología, etc. Para diferentes objetivos necesitaremos distintos contenidos y materiales, incluso puede suceder que empleemos diferentes metodologías.
  • Los objetivos ayudan en el proceso de evaluación del aprendizaje. Sí tenemos bien definidos los objetivos que queremos que el alumno consiga, es más fácil evaluar el resultado y tomar medidas por realizar nuevas actuaciones en caso de que no se alcancen.
  • Unos objetivos bien definidos ayudan a motivar a los alumnos porque éstos saben con exactitud lo que deben conseguir y pueden enfocar sus esfuerzos claramente hacia dicho objetivo.

Los objetivos deben organizarse los niveles según su grado de abstracción:

  1. Objetivo final
  2. Objetivos generales
  3. Objetivos específicos
  4. Objetivos operativos

Todos ellos se encuentran correlacionados de forma que del objetivo final se obtienen varios generales, de éstos varios específicos, y por último, de los específicos obtendremos los operativos.

Los objetivos en la enseñanza de la conducción

A modo de ejemplo, puede esbozarse la siguiente clasificación de los objetivos según el nivel de abstracción a partir del Reglamento General de Conductores, aprobado por real decreto 818/2009, de 8 de mayo y del análisis de la Ley sobre Tráfico, Circulación de vehículos a motor y Seguridad vial (real decreto legislativo 339/1990,de 2 de mayo)

El objetivo final

Se puede extraer de los enunciados del artículo 59 de la Ley sobre Tráfico, Circulación de vehículos a motor y Seguridad vial y del artículo 1.2 del Reglamento General de Conductores

“Con el objeto de garantizar la aptitud de los conductores para manejar los vehículos con el menor riesgo posible, la conducción de vehículos a motor y ciclomotores, exigirá haber obtenido previamente autorización administrativa que se dirigirá a verificar que los conductores tengan los requisitos de capacidad, conocimientos y habilidad necesarios para la conducción del vehículo de que se trate”.

Objetivos generales

Se pueden extraer del artículo 42 del mismo reglamento, según el cual todo aspirante a conductor debe:

  • “Manejar adecuadamente el vehículo y sus mandos para no comprometer la seguridad vial y conseguir una utilización responsable del vehículo.
  • Dominar el vehículo con el fin de no crear situaciones peligrosas y reaccionar de forma apropiada cuando éstas se presenten.
  • Discernir los peligros originados por la circulación y valorar su gravedad.
  • Observar las disposiciones legales y reglamentarias en materia de tráfico, circulación de vehículos y seguridad vial, en particular las que tengan por objeto prevenir los accidentes de circulación y garantizar la fluidez y seguridad de la circulación.
  • Tener un conocimiento razonado sobre mecánica y entretenimiento simple de las partes y dispositivos del vehículo que le permitan detectar los defectos técnicos más importantes del mismo, en particular los que pongan en peligro la seguridad y de las medidas que se han de tomar para remediarlos debidamente.
  • Tener en cuenta todos los factores que afectan al comportamiento de los conductores con el fin de conservar en todo momento la utilización plena de las aptitudes y capacidades necesarias para conducir con seguridad.
  • Contribuir a la seguridad de todos los usuarios, en particular de los más débiles y los más expuestos al peligro, mediante una actitud respetuosa hacia el prójimo.
  • Contribuir a la conservación del medio ambiente, evitando la contaminación.
  • Auxiliar a las víctimas de accidentes de circulación, prestar a los heridos el auxilio que resulte más adecuado según las circunstancias, tratando de evitar mayores peligros o daños, restablecer, en la medida de lo posible, la seguridad de la circulación y colaborar con la autoridad y sus agentes en el esclarecimiento de los hechos”.

Los objetivos específicos

La referencia a la podemos encontrar en el anexo V del Reglamento anterior. Expresa las áreas de formación más precisas que los anteriores (ya sean conocimientos, aptitudes o destrezas y de comportamientos). Estos artículos especifican los contenidos de la formación de conductores.

Objetivos operativos en la Educación Vial

Objetivos operativos en la Educación Vial

Los objetivos operativos

Expresan las tareas más concretas que el alumno debe realizar por lo que pueden deducirse de algunos artículos y puntos relacionados con las pruebas a realizar para comprobar los conocimientos, aptitudes y los comportamientos (por ejemplo, para el permiso de la clase B, se podría extraer un objetivo del Anexo V, ejecutar la maniobra descrita en punto 3 (Pruebas de control de aptitudes y comportamientos en circuito cerrado) en el apartado J) “Frenado para detener el vehículo con precisión utilizando, si es necesario, la capacidad máxima de frenado de aquel.”

Como diseñar un programa para la enseñanza de la conducción. Parte 1

La enseñanza de la conducción

La enseñanza de la conducción

¿Es realmente necesario crear y desarrollar un programa para llevar a cabo la enseñanza y aprendizaje de la conducción?. La respuesta es muy clara, SÏ. Debido a la complejidad de todo proceso de enseñanza, se hace necesario y fundamental el diseño de un buen plan de aprendizaje en el cual se detallarán todas las actividades que el alumno debe realizar para cubrir con éxito todos los objetivos propuestos, que en el caso de la educación vial, serán que los futuros conductores sean capaces de circular por las vías públicas con unos niveles básicos de seguridad, tanto para ellos como para el resto de usuarios.

Las funciones fundamentales de estos planes deben ser:

  • Establece claramente los objetivos y resultados que se pretenden alcanzar
  • Estructurar y secuenciar los contenidos adaptados a cada alumno y a su ritmo de aprendizaje
  • Establecer una metodología adecuada a cada tipo de contenido
  • Valorar el progreso de los alumnos y de la eficacia del programa

Los elementos esenciales que debe componer un programa educativo son:

  • Los objetivos, son los resultados que se pretenden alcanzar, deben responder a la pregunta: ¿qué pretendo conseguir en mi alumno?
  • Los contenidos, son los conocimientos organizados necesarios para llegar a los objetivos. Responderían a la pregunta: ¿qué tengo que enseñar?
  • La metodología, sería la forma de enseñar los contenidos, debe responder a la pregunta: ¿cómo voy a enseñar?
  • Los recursos didácticos, están formados por el material necesario para facilitar la comunicación didáctica, responderían a la pregunta: ¿qué medios voy a utilizar?
  • La evaluación, consiste en verificar, tanto los cambios producidos en el alumno, como si el programa ha sido adecuado
  • El tiempo, sería la duración del proceso de enseñanza

¿Cómo puedo diseñar un programa de aprendizaje de la conducción?.

En primer lugar deberíamos partir del real decreto 818/2009, de 8 de mayo, por el que se aprueba el reglamento General de conductores donde están especificados en diversos capítulos los objetivos que se han de alcanzar y los contenidos para lograr esos objetivos. El

Pasos a seguir para diseñar el programa de enseñanza de la conducción

  1. Establecer los objetivos que se quieren alcanzar. Es necesario tener en cuenta las exigencias que plantea la tarea de conducir y los objetivos establecidos reglamentariamente.
  2. Desarrollar los contenidos para lograr cada uno de los objetivos fijados
  3. Elegir el método para impartir los contenidos
  4. Fijar el material necesario
  5. Establecer el sistema de evaluación

Condiciones necesarias para el desarrollo satisfactorio del proceso de aprendizaje de la conducción

Factores que favorecen el aprendizaje de la conducción

Factores que favorecen el aprendizaje de la conducción

Antes de comenzar, en cualquier proceso de enseñanza de la conducción, es necesario conocer y tener en cuenta una serie de factores que pueden faborecer dicho proceso y que por lo tanto, es muy recomendable aplicar.Entre ellos podemos hablar de:

  •  -La predisposición o motivación hacia el aprendizaje
  •  -Las indicaciones dentro del vehículo
  •  -El conocimiento de los resultados
  •  -Las recompensas y refuerzos
  •  -Gestión de errores
  •  -La evaluación continua

1-PREDISPOSICION AL APRENDIZAJE

Para que todo proceso de aprendizaje se lleve a cabo de forma satisfactoria es fundamental, que el alumno posea una predisposición positiva inicial ante dicho aprendizaje, es decir, que el alumno este la motivación ante las nuevas tareas que va a realizar. De igual manera, es importante que no se encuentre en situaciones que puedan frenar o dificultar dichos procesos, como por ejemplo, que se encuentre cansado, fatigado, agobiado por problemas, etcétera.

Además de esta motivación inicial, también es necesario que reúna unas condiciones psicofísicas del conductor, así como unas capacidades adquiridas.

Es misión del Profesor, no sólo que el alumno aprenda a conducir, si no que lo haga con seguridad, mostrando un auténtico interés por el respeto de las normas y la seguridad, no sólo la suya propia sino también la de los demás.

2-INFORMACIONES QUE DEBEN DARSE DENTRO DEL VEHÍCULO

Todos conocemos la complejidad que conlleva la tarea de conducir, por eso resultan fundamentales las indicaciones que el Profesor vaya dando al alumno en el interior del vehículo. Estas explicaciones deben ser específicas y no generales, de forma que el alumno pueda comprenderlas y asimilarlas inmediatamente. Es por esto que se hace necesario que las tareas sean fragmentadas de forma que revelen las unidades de conducta.

Una tarea básica del Profesor, será analizar la actividad de conducir y descomponer todas las tareas complejas en operaciones simples y fundamentales, de forma que el alumno comience por operaciones sencillas y poco a poco vaya progresando hacia otras más complejas cuando ya haya integrado y dominado las primeras.

3-EJERCICIOS REPETITIVOS Y CONOCIMIENTO DE LOS RESULTADOS

Para la realización y aprendizaje de cualquier habilidad motriz son necesarios, en un principio, los ejercicios repetitivos, de esta forma, el alumno mejora la precisión, velocidad y calidad de las destrezas. Como en cualquier deporte, se hace necesario “entrenar” estos movimientos básicos para realizarlos de forma precisa y automatizada, de forma que no requieran un exceso de energía o atención que será necesaria para otras tareas más complejas.

De todas formas, la simple realización y repetición de determinadas tareas no garantiza la adquisición de dichas habilidades, es necesario que el alumno conozca los resultados de estos ejercicios. Por esto es fundamental que el Profesor explique tanto los objetivos que se pretenden alcanzar como los resultados que se van produciendo, de esta forma el alumno puede comparar entre sus sensaciones y los resultados que va realizando, pudiendo de esta forma realizar los ajustes que sean necesarios para perfeccionar estas habilidades motrices.

4-LOS REFUERZOS Y RECOMPENSAS

Una vez que el alumno adquiere y aprende una habilidad o conducta, es necesario que ésta se consolide y se mantenga a través del tiempo. Para conseguir este objetivo, se hace necesario el uso de estrategias como incluir recompensas y refuerzos. Toda conducta que es seguida de una recompensa o refuerzo es más fácil que tienda a consolidarse ya que aumenta la autoestima y motivación del alumno, puede bastar con un reconocimiento del Profesor. De esta forma, éste, debe planificar situaciones que el alumno pueda resolver con éxito y que le hagan sentir que realiza progresos, de esta forma se fortalecen los aprendizajes conseguidos y se facilitan los nuevos.

5-LA GESTIÓN DE LOS ERRORES

La importancia de los errores

La importancia de los errores

Es fundamental que el alumno sea consciente que en todo proceso de aprendizaje se producen errores, es más, son totalmente necesarios. Lo realmente importante es que el futuro conductor conozca las consecuencias de los mismos y aprenda a desarrollar estrategias para corregirlos. En ocasiones se hace necesario, no sólo explicar estas consecuencias, si no experimentarlas, creando situaciones que no impliquen riesgos para que el alumno perciba el posible peligro y de esta forma poder evitarlo. Es fundamental ser capaz de identificar y valorar los posibles riesgos.

A pesar del Valor pedagógico que pueda tener el error, es necesario no abusar de él pues puede influir negativamente en la autoestima y motivación del alumno.

6-LA IMPORTANCIA DE LA EVALUACIÓN CONTINUA

Tanto el Profesor como el alumno deben ser conscientes en todo momento de la etapa del proceso formativo en la cual se encuentra el futuro conductor. Esto permitirá planificar nuevas tareas y reforzar las ya aprendidas. Es fundamental que los nuevos ejercicios se adapten siempre al nivel actual del alumno, y no al contrario, es decir, el programa se debe adaptar a los progresos y situación del alumno y no el alumno al programa. Si se presentan tareas demasiado sencillas, la motivación decaerá y si, por el contrario, las tareas son demasiado complejas para el nivel en que se encuentra el alumno, se favorecerá la frustración.

Las teorías del aprendizaje en la Educación Vial

Aprendizaje y Educación Vial

El proceso de aprendizaje en la educación vial

Desde hace tiempo las diferentes corrientes psicológicas han intentado explicar los procesos que intervienen durante el aprendizaje. De entre muchas se pueden nombrar las teorías conductistas, la cognoscitiva social y, la más acertada a mi parecer, las  teorías cognoscitivas.

Estas últimas teorías, las cognoscitivas, explican el aprendizaje como una serie de procesos internos en el individuo que no pueden observarse directamente, lo definen como el intento de la persona de dar sentido a su mundo. Es decir, el individuo, según su experiencia y los conocimientos que posee, transforma y elabora la información que recibe del medio.

Dentro de estas teorías destaca el modelo del procesamiento de la información que establece una analogía entre el aprendizaje y el mundo de las computadoras, es decir, la información se recibe, se procesa, se retiene temporalmente y por último se almacena.

Según este modelo, en todo proceso de aprendizaje subyacen una serie de instancias que serían:

  • La memoria a corto plazo: es la que almacena brevemente una cantidad limitada de información, durante unos 20 segundos, a no ser que se repita varias veces.
  • La memoria a largo plazo: realizada un almacenamiento permanente de los conocimientos. Cuando llega una información nueva, ésta se integra y organizada con la información que ya se posee.
  • Registro sensorial: son los receptores que reciben la información de los sentidos: vista, oído, etc. Mediante la perfección y atención.

En cada una de estas instancias se producen actividades diferentes que controlan el procesamiento de la información y afectan al proceso de aprendizaje. Algunas de estas actividades son:

  • Almacenamiento organizado: para que una información pueda retener ser durante periodos largos de tiempo es necesario que este organizada jerárquicamente, en clases y subclases según su significado. Dicha información puede ser recuperada con facilidad para ser usada en la resolución de problemas.
  • Codificación y asimilación: la información adquirida debe ser integrada y comprendida en función del material y de los esquemas cognitivos que son activados en el sujeto.
  • Selección y atención: es necesario que el individuo sepa discriminar de entre todos los estímulos que recibe del exterior, los que realmente les son útiles.

tuteorica.comPUBLICITAT AUTOBUS1

Según lo dicho, para el modelo del procesamiento de la información, es de vital importancia para el proceso de enseñanza contar con la atención de los alumnos en clase, exponer los contenidos de forma clara y organizada, facilitar que el alumno relaciones e integre la información nueva con la que ya posee y diferenciar las informaciones relevantes de las que no lo son.